La hormonas y el cerebro

Nuestro cerebro controla muchas cosas: sentirse feliz, la capacidad de disfrutar, la motivación, la memoria, el ciclo de vigilia y sueño, los niveles de energía; regula la digestión y el procesamiento de la información visual. Es como una central autónoma en nuestro cuerpo que, en conjunto con otros órganos y sistemas, ayuda a que funcionemos adecuadamente.



El cerebro está formado por células llamadas neuronas, las cuales, para funcionar adecuadamente, necesitan obtener el suficiente oxígeno, glucosa y estímulo; por eso es que en casos como la depresión o la fatiga crónica es imperativo detectar si el paciente tiene algún tipo de anemia, resistencia a la insulina, hipoglucemia (azúcar baja en la sangre), diabetes, baja presión sanguínea, estrés crónico, hipotiroidismo o tabaquismo, pues todos esos factores le quitan oxígeno al cerebro y podrían estar perpetuando la depresión o cansancio crónico.


La resistencia a la insulina causa que la glucosa no pueda entrar a las células del cuerpo, entre ellas las células cerebrales, y el resultado es que nos sentimos somnolientos, cansados y lentos. Del otro lado, la hipoglucemia (glucosa baja) causa los mismos síntomas, por ejemplo, al no comer lo suficiente y de manera frecuente. Necesitamos mantener nuestros niveles de azúcar en equilibrio, porque la glucosa es el combustible de nuestro cerebro.


La mayoría de la gente piensa que olvidar las cosas y no aprender tan rápido como solían hacerlo es normal y es parte de envejecer (eso es lo que escuchamos todo el tiempo en nuestra clínica). Pero no se trata de la edad; ¡esto es provocado por el deterioro del cerebro! Algunos síntomas comunes de la degeneración cerebral son la fatiga, la depresión y problemas gastrointestinales, aunque rara vez se tratan como tal.

Tenemos distintas áreas en nuestros cerebros y neurotransmisores que pueden verse afectados; nuestra química neurológica consiste en diferentes neurotransmisores:

  • Acetilcolina: importante para aprender y para la memoria, la atención y la concentración.

  • Serotonina: este neurotransmisor nos hace sentir felices y llenos de alegría.

  • Dopamina: nos da la habilidad de sentir placer, ayuda con la concentración y la atención, así como la motivación, y hace que manejemos el estrés de mejor manera.

  • GABA: te da una sensación de calma, organización y relajación.

Todos estos neurotransmisores pueden verse influenciados por el estrés, la dieta, comer gluten, niveles elevados de glucosa, pobre abastecimiento de oxígeno al cerebro, infecciones recurrentes, desequilibrios hormonales, etc. Para que nuestros cuerpos produzcan todos esos neurotransmisores, necesitamos compuestos como precursores, aminoácidos, nutrientes y cofactores como vitaminas y minerales, desde un ámbito más complejo, es decir, como lo hacemos en la medicina funcional.


Como conclusión, conociendo la función cerebral y enfocándose en su correcto funcionamiento, se puede mejorar por completo la calidad de vida y el estado de salud. Si usted quiere mejorar su función cerebral y mejorar su calidad de vida, puede encontrar un tratamiento personalizado en Vita Plenus.


#healthybrain #brain #wellness #medicinafuncional #hormones

NOSOTROS
RECURSOS

Blog

CONTACTO
NEWSLETTER

Únete a la comunidad Vita Plenus® y recibe la información más reciente acerca de salud y felicidad.

  • Vita Plenus
  • Vita Plenus
  • Vita Plenus
  • Vita Plenus

Ave. Reforma 2654 - 203. Colonia Lomas Altas, México, CDMX. 11950

Vita Plenus® 2020