Sanar con grasas saludables en equilibrio

Las grasas saludables promueven que todo tu cuerpo se mantenga saludable y tu sistema inmune esté fuerte para defender, reparar y sanar. Para lograr esto es importante tener en cuenta: el EQUILIBRIO y el TIPO de grasas. Estos aspectos son fundamentales para tratar y prevenir enfermedades como diabetes, problemas cardiovasculares, cáncer, entre muchas otras. También, el mantener un peso corporal adecuado o perder peso de manera saludable, está vinculado a este tema.


Algunas razones de su importancia son:

  • Aumentan la capacidad del organismo para absorber nutrimentos de los alimentos.

  • Son transportadores de vitaminas como las A, D, E y K.

  • Proporcionan energía al cuerpo, para ayudar a funcionar y reparar sistemas.

  • Apoyan la eliminación de sustancias tóxicas y metales pesados.

  • Ayudan a la reconstrucción de las membranas de las células de todo el cuerpo.



Si hablamos de equilibrio, debemos decir que la mayor proporción debe venir de grasas monoinsaturadas y poli insaturadas (entre las que tenemos como protagonistas a los Omega 3). Entre las mejores fuentes se encuentran: aceite de oliva, aguacate, nueces y semillas (nuez pecana, de castilla, de la india, pepitas, semillas de girasol, almendras, etc.), chía, linaza y en pescados como salmón y atún. Muchos de estos alimentos contienen también sustancias antioxidantes, lo cual aumenta sus beneficios a la salud.


Grasas saturadas

Las grasas saturadas, a pesar de su mala fama, son saludables cuando se mantiene un consumo moderado-bajo. Buenos ejemplos del tipo adecuado de estas son: el aceite de coco, que apoya la función del sistema inmunológico, es antiviral, antibacteriano y anti fúngico, además de que se digiere y absorbe fácilmente; otro ejemplo es la mantequilla orgánica, que contiene minerales como el manganeso, zinc, cromo y yodo, así como vitamina D, vitamina A y selenio, todos importantes para el sistema inmunológico.




Definitivamente el tipo de grasa a evitar, es la grasa hidrogenada o “trans”, pues es dañina para el cuerpo, ya que afecta la estructura de las células y deprime el sistema inmunológico. Una cantidad elevada de Omega 6 también afecta al sistema inmune, y los aceites de soya, girasol y maíz, son ejemplos de ello. Productos, como la margarina, aderezos, mayonesa, productos de panadería, congelados y la comida rápida son muy abundantes en este tipo de grasa.


Por todo esto, un buen consejo sería informarse sobre el tipo de grasas que consume y definitivamente evitar la comida rápida o procesada. Para más información contacta a los expertos de Clínica Vita Plenus, y con gusto te ayudaremos a elaborar un plan integral diseñado especialmente para ti.


#oil #healthy #wellness #medicinafuncional

NOSOTROS
RECURSOS

Blog

CONTACTO
NEWSLETTER

Únete a la comunidad Vita Plenus® y recibe la información más reciente acerca de salud y felicidad.

  • Vita Plenus
  • Vita Plenus
  • Vita Plenus
  • Vita Plenus

Ave. Reforma 2654 - 203. Colonia Lomas Altas, México, CDMX. 11950

Vita Plenus® 2020